fbpx Saltar al contenido

Beneficios de la remolacha de temporada y ecológica

remolacha

¿Se puede tomar remolacha todos los días?

¿Es mejor tomar la remolacha cocida o cruda?

¿Cuál es la mejor forma de consumir la remolacha?

La remolacha: Origen y valor nutricional

La «raíz» de la remolacha azucarera (Beta vulgaris) es en realidad el tallo bajo de esta planta originaria del Mediterráneo y Europa Occidental. Los humanos han comido esta planta desde tiempos prehistóricos, primero en sus hojas y luego en las partes subterráneas de algunas variedades. Con una tradición tan arraigada, no es de extrañar que tenga varios nombres. Aunque en España se le conoce mayoritariamente como remolacha, también se le conoce como betabel o betarraga.

En la Grecia clásica, la remolacha es alargada, blanca o roja, y siempre dulce. La gruesa fuente roja apareció en algún momento antes del siglo XVI, cuando algunos artistas la representaron en sus ilustraciones.

Tiene una piel fina cubierta de pulpa densa y jugosa. El color de esta piel fina es variable, de rosa a púrpura, de naranja a rojo y marrón. La pulpa suele ser de color rojo oscuro y, a veces, puede tener círculos concéntricos blancos.

Esto se debe a que acumula mucho azúcar, lo que le da un sabor muy dulce, aunque con matices terrosos.

Francia e Italia son los dos mayores productores de remolacha azucarera en la actualidad. En España, la producción tiene lugar en las regiones del norte, centro y levante en invierno, mientras que en primavera y verano se concentra en la región andaluza.

A pesar de la creencia popular, la remolacha no engorda. De hecho, analizando su valor nutricional por cada 100 gramos, encontramos una verdura muy sana, ligera y saciante con tan solo 43 kcal, 1,6 g de proteína, o.1 g de grasa: 0.1g,  9,6 gramos carbohidrato y 2.8g de fibra.

¿Se puede tomar todos los días?: Beneficios de la remolacha

La remolacha es una hortaliza baja en grasas. Entre sus propiedades se encuentra ser fuente de fibra, vitaminas del grupo, vitamina A y C. También contiene carotenoides y minerales como el calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc y cobre. Es una excelente fuente de ácido fólico, vitamina C y potasio. Específicamente, 100 gramos proporcionan un tercio del requerimiento diario de ácido fólico de un adulto, una sexta parte de vitamina C y 8% de potasio y magnesio.  

La forma más recomendable de consumirla es comprarla cruda, en manojos, mejor que envasada, ya que de esta manera pierde muchas de sus propiedades. También es muy importante comprarla de origen ecológico para evitar tóxicos artificiales y aprovechar sus propiedades al máximo, así como lavarla adecuadamente antes de su consumo.

Entre los beneficios de la remolacha, podemos destacar los siguientes:

  • Fuente de hierro, perfecto para combatir la anemia
  • Fuente de fibra, ideal para mejorar o regular el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento.
  • Ácido fólico, siendo un buen aliado de las mujeres embarazadas. Esto la hace ideal para tomarla a cualquier edad y etapa.

Formas de consumo de la remolacha

La remolacha es  ideal incluirla en nuestra dieta diaria ya que hay múltiples variedades de consumo. Se puede comer tanto en ensaladas, como en purés, aperitivos, cremas, e incluso en postres y como hemos visto, es ideal para cualquier tipo de persona y etapa.

Otra forma ideal de incorporar la remolacha cruda a tu dieta es ingiriéndola en zumos naturales. Uno de los más populares es el zumo de naranja, zanahoria y remolacha, conocido como 3 en 1. Gracias a su alto contenido de vitamina C, beta-caroteno, hierro y minerales resulta ideal para nutrir nuestro cuerpo.

Otra manera de consumo fácil y rápida es hacer una fácil ensalada de remolacha con manzana, para aumentar sus propiedades digestivas,  con mandarina, mostaza y aceite de oliva virgen extra lo que harían de una ensalada un plato delicioso para cualquier momento del año.

Otra forma popular de consumo que es ideal para cualquier aperitivo o snack es hacer humus de remolacha casero cuyos principales ingredientes serían los garbanzos, una legumbre rica en calcio proteínas y fibra y que aporta los 9 aminoácidos esenciales.

Entre los postres que pueden incluir remolacha, podemos destacar unas deliciosas trufas rellenas de este alimento. Lo podemos realizar con comida real y alimentos con grandes propiedades cómo aceite de coco, harina de almendras, chocolate 100% pulpa de boniato, extracto de vainilla, limón ecológico y lo podemos endulzar con dátiles. 

Para esta receta deberemos de triturar todos los ingredientes menos la harina de almendras, el chocolate y el aceite de coco. mezclamos el resultado con la harina hasta dejar una masa homogénea y lo introducimos en la nevera hasta que endurezca. Mientras tanto, derretimos el chocolate al baño María junto con el aceite de coco y damos forma a las bolas bañándolas en chocolate y las volvemos a dejar enfriar la nevera.